A letter to my beloved Michael...a legend hero.
por Susana Gimenez de España

Fue un sábado caprichoso, aquel sábado en que las paredes se tiñeron de
tristeza y mi corazón se vio invadido por el más punzante dolor, por la más
amarga soledad, por la más insoportable impotencia...las lágrimas se
precipitaron resbalando rápidamente por mis mejillas como si quisieran
atravesar la Tierra para que al menos una parte de mí pudiera estar a tu
lado...y deseé reunirme contigo.

No me creí capaz de enfrentarme a la idea de no volver a verte...ya nunca
podría decirte lo mucho que significabas en mi vida ni cuanto me gustaba tu
música, ya no volvería a experimentar nunca más la impaciencia de un nuevo
álbum, de un nuevo concierto...ya no podría volver a disfrutar de toda esa
energía y sensualidad que sólo tu sabes derrochar y transmitir en el
escenario...ya nunca podríamos ir a tomar unas "birras"...al menos no en
ningún bar que yo conociese...ya nunca podría preguntarte por tu pequeña
Heavenly Hiraani Tiger Lily, ya nunca podrías presentármela...
Sentía como poco a poco el corazón se me iba rompiendo en pedazos...podía
sentir como se helaba mientras continuaba leyendo e-mails con la noticia
de tu marcha...en realidad mis lágrimas no eran más que los pedazos de
corazón helado, fundidos por la ira, por la impotencia de no poder cambiar
el pasado, de no poder entender el presente, de no querer vivir un futuro
sin ti ...

Hubiera bastado una simple mirada, una simple sonrisa, un simple gesto para
que yo lo hubiera dejado todo y hubiera corrido a tu lado, necesitaras lo que
necesitaras...ahora sin ti, sin la persona que tantas veces había dado sentido
a mi vida, ya nada en este mundo podría interesarme, ya nada merecía la pena...
No podía creer que así fuera nuestra despedida, tan breve, tan definitiva...

Sí, tienes razón, esta posición es la fácil, la egoísta. Cerrar todas las
puertas que tú una vez me abriste, entristecer, llorar, desvanecerme en la
niebla del dolor que me produce tu ausencia...my sweet Michael, tú no te
mereces eso, tú hiciste música para alegrar nuestras vidas, para recordarnos
que tras la tormenta siempre vuelve a salir el Sol, que en la vida no sólo hay
dolor y odio, también hay amor...a veces está muy escondido bajo la
cotidianidad y el aburrimiento pero tú nos enseñaste a buscarlo, nos enseñaste
que todo arde si le aplicas la chispa adecuada...
Michael, my sweet Michael...me has ayudado tanto a lo largo de toda mi vida...
no se que hubiera sido de mí sin tu música, sin tu energía, sin tu magia...
Ahora ha llegado el momento de que yo haga algo por ti, por eso con lágrimas
en los ojos te prometo que voy a ser fuerte por ti, que voy a ser feliz por
ti, que voy a hacer todo lo posible por no llorar cuando vea tus fotos,
tu dulce mirada, cuando oiga tu sensual voz, tu contagiosa sonrisa,... No,
con lágrimas en los ojos te prometo que sentiré lo que tu querrías que sintiera,
cuando escuche tu voz me llenarás con más alegría, más vitalidad, más
comprensión, más amor...por ti no voy a permitir que nada cambie, todo será
como tu querrías, yo me encargaré de que así siga siendo porque por ti haría
cualquier cosa.

Sí, hoy puedo ver claridad al final del túnel, puedo ver más allá de mí
misma...porque sé que no te has marchado, sólo has cambiado de apariencia.
Eras un enviado del cielo y allí es a dónde has vuelto, dónde mereces estar...
ese caprichoso sábado, al cielo se le antojó la estrella más brillante que
nunca jamás haya existido, una estrella que brillara con luz propia dentro de
todos y cada uno de nuestros corazones. Ahora sé que vas a seguir a mi lado,
porque eres parte de mí, porque lo que soy te lo debo a ti...sé que siempre
que te necesite estarás ahí para ayudarme, levantaré la vista al firmamento y
tu luz guiará mi camino...

My beloved Michael...extiende esas blancas y suaves alas que tanto mereces
por todo el amor que nos has sabido dar, al extenderlas podrás proteger a tu
pequeña Tiger...ahora no sólo eres su padre, también eres su Angel de la Guarda.

My beloved Michael...ha llegado el momento de decirte hasta siempre...
pero antes de eso, con lágrimas en los ojos te recuerdo que nunca jamás podré
olvidarte, con lágrimas en los ojos quiero decirte que nunca dejaré de
quererte...

Susana.

P.s: I will miss you but I will never let you die.

They could never, ever tear us apart.

 

| Volver |